Segundo examen

Se acercó con los ojos vidriosos. Le temblaba un poco la barbilla. Me pidió hablar unos minutos en privado antes del comienzo de la clase. Lo había visto muy pocas veces en el año, pero sabía que era el hermano menor de Nilda Buffet, una de las estudiantes más sobresalientes que había tenido hasta el año pasado. Le empezaron a escurrir algunas lágrimas por las mejillas cuando intentó empezar a hablar. Por costumbre siempre llevo un pañuelo de tela en mi bolsillo que se lo cedí de inmediato. Con una voz algo quejumbrosa me relataba que su padre se encontraba muy enfermo, que por dicha razón no estaba asistiendo a las clases y, por consiguiente, no pudo rendir el primer examen. Además, agregó, que cuando quiso presentarse en la fecha del recuperatorio fue cuando tuvieron que internarlo por un ataque al corazón. Prosiguió relatándome como los médicos al llegar a urgencias pudieron sacarlo del estado catatónico en el que se encontraba, con dos paletas eléctricas y que, si bien ahora se encontraba en terapia intensiva, luego de la operación a la que fue intervenido, se lo veía de buena cara y con un pronóstico de mejora favorable. Continuar leyendo «Segundo examen»